Domina el marketing sensorial y tendrás al cliente en el bolsillo

    El marketing sensorial es aquel que apela a los sentidos y tiene como objetivo recrear emociones, imágenes o situaciones agradables para el consumidor que den como respuesta un estímulo positivo. En otras palabras, se trata de crear experiencias a través de la vista, el oído, el gusto, el tacto y el olfato que se asocien a una marca o a un producto.

    Las marcas ya utilizan esta estrategia desde hace un tiempo, pero últimamente ha aumentado el interés por el marketing sensorial, y esto se debe a la cantidad de estudios que demuestran que los impactos sensoriales crean recuerdos más perdurables en la memoria. Esto cobra sentido al saber que el 95% de las decisiones que se toman son motivadas por el inconsciente.

    El marketing sensorial puede aplicarse directamente en el punto de venta, por ejemplo con los olores. Se conoce como Smellmarketing y no es ninguna tontería, ya que los seres humanos recordamos el 35% de lo que olemos. Algunas marcas incluso tienen fragancias corporativa, como Hollister CA, que impregna cada una de sus tiendas con el mismo perfume dotando así a la marca de una personalidad propia e inconfundible.

    Él éxito absoluto viene cuando se utiliza en marketing de guerrilla, creando acciones sensoriales muy notorias para conseguir publicity. Un ejemplo sería esta acción de Cacaolat para Barcelona. ¿Conoces el aroma del placer?

    Otro ejemplo es esta acción tan divertida de Volkswagen en Estocolmo. El resultado es más que evidente.

    Al final todo se resume en “estimula los sentidos de tu público y tendrás el vínculo establecido”.

    Compartenos:
    error