¿Cómo compito en Google Adwords contra una multinacional?

    A las pequeñas empresas les preocupa no tener las mismas posibilidades de aparecer en Google que las grandes compañías, tienen menos presupuesto y muchas veces las pujas que se manejan en su entorno, son bastante más caras de lo que pueden permitirse. Pero que no cunda el pánico, porque todo tiene solución y los pequeños empresarios también pueden encontrar su hueco en Google, sin tener que gastarse una fortuna.

    Aquí os dejamos 10 claves para vencer a los grandes del sector en Google Adwords.

    1. Diferénciate

    Aunque sea posicionándote como el más pequeño o como el único en tu zona, busca tu hueco y el valor diferencial que te haga destacar respecto a la competencia.

    2. Define bien tus objetivos

    El presupuesto de una campaña se esfuma volando, por eso es muy importante decidir si lo que te interesa es destacar un producto, un servicio, una promoción, o si lo que buscas es hacer una campaña de branding para dar a conocer tu marca. No trates de hacerlo todo a la vez, porque puede salirte caro.

    3. No pujes por palabras clave genéricas

    Las palabras clave genéricas (Zapatería Madrid, Restaurante Barcelona, Clínica Dental…) suelen ser las más buscadas, es cierto, pero también las más cotizadas, por lo que su precio mínimo de puja puede ser bastante elevado. Trata siempre de pujar por palabras más concretas. Para esto, el listado de términos de búsqueda puede facilitarte mucho el trabajo.

    4. Olvídate del planificador de palabras clave

    Esta herramienta la usan todos los anunciantes y a todos les muestra las mismas Keywords que a ti, por lo que todos, tú y marcas con mayor presupuesto, estaréis pujando por las mismas palabras clave. El planificador es una buena herramienta, pero hay que saber utilizarla con precaución.

    5. Elige bien tu momento

    Si tu producto no depende de la estacionalidad, trata de invertir en periodos valle, evita momentos como Navidad o Semana Santa, en los que la mayoría de marcas concentra su máximo presupuesto.

    6. Trabaja tu nivel de calidad

    El nivel de calidad es la puntuación sobre 10 que Google proporciona a tus anuncios en función de lo relevantes y útiles que resulten para el usuario. Cuida mucho que el texto de los anuncios, las palabras clave y la página de destino estén en la misma sintonía. Un buen nivel de calidad es más importante que una puja alta, puede reducirte el coste por click y posicionarte mejor en el buscador, incluso con presupuestos más bajos que los de la competencia.

    7. Apuesta por las landings

    Si no tienes tiempo ni recursos suficientes para andar optimizando tu web, te aconsejamos que crees pequeñas landings (o páginas de aterrizaje) específicas para el contenido que te interesa promocionar. Cuanto más en línea esté el contenido de la página a la que el usuario va a aterrizar con la búsqueda que está realizando, mejor.

    8. Trabaja bien el SEO de tu página

    Aunque parezcan cosas diferentes, tienen mucho que ver, porque el SEO y el SEM se complementan. Un buen posicionamiento SEO implica una buena optimización de los contenidos de tu página y de las URLs de destino, una buena velocidad de carga, etc. Son factores que, como hemos comentado antes, Google premia en sus campañas. Además, si al llevar a cabo una campaña modesta se nos agotara el presupuesto, aunque nuestros anuncios dejaran de salir, nuestra web saldrá bien posicionada cuando los usuarios realicen búsquedas relacionadas.

    9. Distribuye bien tu presupuesto

    Reserva tu presupuesto para invertir en campañas puntuales. No es necesario que tu presencia en Google Adwords sea continua. Es preferible que concentres la inversión en comunicar una nueva campaña, una nueva promoción o un nuevo producto en un momento determinado, que pretender tener presencia en el buscador todos los días del año.

    10. Realiza un seguimiento diario de tu campaña de Google Adwords

    Lo bueno de Adwords es la agilidad que ofrece en temas de optimización. Si algo no está funcionando lo puedes mejorar al momento: puedes detener las pujas que superen un determinado presupuesto, puedes cambiar las palabras clave que no estén siendo rentables, negativizar los términos por los que no te interesa que te encuentren… No todas las herramientas de publicidad permiten esta rapidez de reacción, por lo que es una ventaja que deberías aprovechar.

    Si a pesar de todos estos consejos no te sientes capaz de gestionar tu propia campaña, siempre puedes dejarla en manos de profesionales. En Código Visual estaremos encantados de ayudarte.

    Compartenos:
    error