Adiós a la flamenca de Whatsapp

    No, no queremos que cunda el pánico entre la comunidad de “whatsapperos” de España, pero, es una realidad que las tecnologías avanzan a tanta velocidad que muchos productos o programas tienen una obsolescencia de tan sólo meses.

    Hoy ha llegado el momento de anunciar al mundo el fin de unos pequeños dibujitos que decían mucho con tan poco; los emojis o emoticonos, y damos la bienvenida a algo más elaborado, que puede decir tanto en tan sólo unos segundos: el GIF animado.

    Sabemos que no os pillará de nuevas esto del GIF ya que es algo que se ha venido explotando desde hace años, pero ahora es diferente, ya que desde que Facebook permite mostrar GIF, su uso y su impacto es mucho mayor.

    La diferencia que encontramos entre el GIF y el emoji, ideogramas o caracteres, es que el primero es animado y permite una conexión más emocional con el espectador. De hecho, según recoge Experian Marketing Service, vaticinan que desde que la red social americana ha permitido estas imágenes animadas, los mensajes de texto han muerto. Y es que, desde que lo implantó, ha crecido por diez la búsqueda de los GIF.

    Asistimos atónitos a una revolución de la imagen animada gracias a las redes sociales y, gracias también, a esas pequeñas páginas que han visto visto ese mercado y han encontrado un filón que les ha proporcionado visitas, visitas y más visitas. Una de esas páginas ha sido Giphy que está experimentado un tráfico de más de 50 millones de visitas en un sólo mes. Es una noticia que pone los pelos de punta ya que estamos hablando que casi toda la población de Italia visita esa página en un mes. Algo increíble.

    Pero, ¿por qué ha triunfado el GIF ahora? Según apunta Naomi S. Baron, profesor de lingüística en American University, en un artículo publicado en The New York Times, el GIF triunfa porque “empaqueta el mensaje, no tienes que buscar la manera de expresarte”.

    Sea como fuere, estamos asistiendo a un gran boom de la expresión en vídeo, enterrando a los emoticonos, aquellos graciosos monigotes que, o nos gustaba utilizarlos o no nos apetecía escribir, mostraban en una imagen lo que queríamos decir. Esto pasa como con las modas que van y vienen, así que quién sabe si en un futuro volveremos a poner de moda estos adorables dibujitos.

    Tendremos que esperar a ver qué ocurre en los próximos meses…
    Desde luego nosotros nunca nos olvidaremos de la famosa flamenca por mucho que arrase el formato vídeo 🙂

    ¿Y vosotros? 

    Compartenos:
    error