10 propósitos publicitarios para el año nuevo

    El 2012 llegó a su fin. Cambiamos de año y retomamos las antiguas promesas de mejorar los resultados de nuestro trabajo y nuestra calidad de vida. Buenos propósitos y promesas que este año, sí que sí, esperamos que se cumplan. Esta vez, sin embargo, la fuerza de voluntad no es tan necesaria como un buen asesoramiento, porque los propósitos que os vamos a plantear son muy fáciles de cumplir. Sólo hay que confiar en las estadísticas del sector y nosotros nos encargaremos del resto.

    1. Aparecer en los primeros resultados de Google

    Obtener un buen posicionamiento entre los resultados de búsqueda de Google es el objetivo más perseguido por las marcas y también el más complicado de conseguir y de mantener. Para lograrlo existen dos vías: la publicidad a través de Google Adwords, también conocida como SEM (de pago) y el SEO, (optimización natural de la web). La primera opción aumenta la visibilidad de la web en el buscador de forma instantánea pero por un tiempo limitado y a cambio de una inversión. El SEO sin embargo es gratuito pero requiere un proceso de optimización continuo y el resultado es bastante menos instantáneo. Lo mejor en cualquier caso es apostar por una buena optimización del contenido de la web y dejar el SEM para campañas o lanzamientos puntuales.

    2. Relacionarme más y mejor con mis usuarios

    En los tiempos que corren, no contar con una cuenta en Facebook (1000 millones de usuarios activos al mes) o en Twitter (200 millones) equivale a volverse invisible. Las Redes Sociales se han convertido en una herramienta de comunicación imprescindible para las marcas. Lo ideal en este caso es elaborar una buena estrategia de Social Media para poder demostrar a nuestros usuarios que existe un verdadero interés por responder a sus preguntas, dudas o reclamos hacia nuestra marca. Además es la vía más efectiva para conocer también sus gustos e intereses.

    3. Invertir en Mobile Marketing (apps)

    El mercado móvil continúa creciendo de forma exponencial. En la actualidad existen 5.000 millones de usuarios de teléfonos móviles, y de todos ellos, el 79% lo usa para ayudarse con las compras, el 69% para obtener más información sobre los productos y un 52% para contactar directamente al vendedor. No hay mucho más que decir, ya que las cifras hablan por sí solas. Innegablemente, invertir en Mobile Marketing es invertir en el futuro.

    4. Optimizar mi página web

    El diseño web también ha evolucionado en este último tiempo, y muchos diseños que hace 5 años estaban a la última ahora no sólo se han quedado obsoletos sino que han dejado de ser accesibles desde algunos dispositivos, como los smartphones o las tablets. Esto es lo que ha ocurrido con el Flash. Para optimizar una web adecuadamente hay que poder adaptarla a los distintos navegadores, evitar la programación en Flash, tratar de hacerla lo más usable e intuitiva posible y dotarla, a ser posible, con un mapa de navegación bien estructurado.

    5. Modernizar mi imagen

    Una imagen poco profesional, descuidada o desactualizada, hace desconfiar de la profesionalidad de la marca y crea sensación de inestabilidad o poca durabilidad de la empresa. Para saber cuando ha llegado la hora de renovarse, hay que ser consecuentes con los cambios internos que se producen en una empresa. Cualquier cambio sustancial debería comunicarse apoyado por un cambio de imagen: un cambio de posicionamiento, de estrategia, de namming o de tipo de producto, la creación de una nueva línea de negocio o la concentración de las que ya existían… Recuerda que un cambio parcial o general de la imagen de la marca, ayudará a cambiar también la percepción de los clientes sobre el producto.

    6. Abrir un eCommerce

    El comercio por internet aumenta cada año, debido a la aparición de un nuevo tipo de consumidor: el cliente online, un tipo de consumidor acostumbrado a utilizar internet como nueva plataforma de compra. Por eso, la idea de desarrollar un eCommerce para nuestro producto se presenta como una opción de lo más atractiva cuando lo que se busca es ampliar las ventas. Los costos son mucho menores que los que acarrea una tienda física, se consigue mayor visibilidad y con la ayuda de las Redes Sociales es muy fácil conseguir una buena masa crítica con la que poder intercambiar opiniones. A día de hoy, una tienda online, segura, navegable y bonita, puede ser todo un éxito.

    7. Darle al responsive design la importancia que merece.

    No mucha gente conoce la importancia del responsive design o diseño adaptativo, una técnica de diseño y desarrollo web que se encarga de adaptar un sitio web al entorno del usuario. Evita tener que desarrollar distintas versiones de la misma web en función de los dispositivos desde los que va a consultarse su contenido, (móvil, iPad…) ya que se programa de tal manera que reconoce el tamaño de la pantalla desde la que se está accediendo a la web. ¡Eso sí es tecnología inteligente!

    8. Apostar por el Marketing de Contenidos

    El marketing de contenidos es el arte de averiguar los intereses de los clientes y ofrecerles contenidos útiles a través de distintos tipos de publicaciones, ya sea una newsletter, un podcast, una revista corporativa o a través de posts en Redes Sociales. Es una buena forma de generar conversación alrededor del contenido y por extensión también de nuestra marca, mucho más atractivo que la publicidad convencional y con mejores resultados de participación.

    9. Centralizar todos los trabajos

    ¿Cómo lograr cumplir todos los propósitos anteriores sin tener que disociar las tareas? Muy fácil, centralizando todo el trabajo en una sola agencia. Una agencia 360º que sea capaz de coordinar, gestionar y desarrollar de forma integral todo tipo de campañas publicitarias. Una agencia multidisciplinar capaz de enfrentar cualquier proyecto, por grande o pequeño que sea, con agilidad, exigencia, flexibilidad y siempre, siempre de forma exitosa. ¿Ya sabéis de quién hablamos?

    10. Vender más

    Éste último propósito es el más difícil de satisfacer pero también el más apreciado, y sólo podrá obtenerse de forma segura tras cumplir con todos y cada uno de los propósitos anteriores. Como dijo Kennedy en uno de sus discursos: “El cambio es ley de vida y cualquiera que sólo mire al pasado o al presente, se perderá el futuro”.

    Menos mal que acabamos de empezar el año ;)

    Compartenos:
    error